Administrador negocio propio
Cover Image

La necesidad de asesoría para emprender

Los emprendedores - especialmente los jóvenes - tienden a aprovechar a sus amigos como asesores empresariales, pero eso puede ser un error. La razón es que los amigos le dirán lo que quiere oír y no lo que necesita saber, por eso es necesario contar con un mentor. Esta persona puede ser un profesional que se dedica a asesorar empresarios o alguien que trabaja en la industria y que está dispuesto a ayudar. A diferencia de sus amigos, los mentores son típicamente objetivos respecto de usted y su negocio, por eso es más fácil que le den malas noticias, críticas y buenos consejos.

Así las cosas, ¿cómo encontrar esta persona legendaria que guiara nuestro camino? Usted podría tener suerte y encontrar de inmediato al mentor adecuado, pero más a menudo tendrá que pasar tiempo preguntando entre amigos, conocidos y colegas quien es el indicado. Asegúrese de fijar su mirada en alguien que puede ser un buen modelo a seguir, alguien que tiene las habilidades y la personalidad que responden a su proyecto emprendedor. Para guiar su búsqueda, compartimos las cinco cualidades que son una necesidad en el mentor ideal:

Pragmatismo.

La mayoría de los emprendedores tienen un montón de ideas. Algunas se pueden poner en práctica fácilmente, pero otras serán un dolor de cabeza y necesitan el refinamiento para poder implementarlas. Un buen mentor tendrá un poco de conocimiento y un poco de perspectiva sobre casi todos los temas de negocio, permitiendo aumentar su eficiencia en cuanto al desarrollo de ideas y su puesta en marcha.

Soporte.

Los empresarios tienden a ser afectados anímicamente por la crisis del momento. Como tal, es fácil descuidar las prioridades reales de crecimiento del negocio. El mentor debe en momentos de dificultad recordarle y ayudar a volver al camino correcto. En necesario que alguien reafirme cuáles son sus objetivos como empresario.

Ideas.

Un negocio exitoso nunca se detiene. Se necesita un flujo constante de ideas para la ampliación y expansión, con una comprensión realista de los costos y los recursos necesarios. Luego está la estrategia de salida, que necesita de planificación, las conexiones y previsión.

Conexiones.

Cuando es necesario encontrar inversores, equipos y asesoramiento legal o contable, su mentor debe tener los contactos y saber dónde encontrar la información que se debe conocer. Más importante aún, un mentor le dice lo que tiene que hacer para construir y mantener su propia lista de contactos.

Perspectiva.

Un mentor sabe qué buscar y ve lo que perciben sus clientes. Es natural para todo emprendedor que al estar inmerso en su negocio se olvida de dar un paso atrás y mirar desde el exterior y analizar. Es como vivir al lado de las vías del ferrocarril, después de un tiempo no se oye a los trenes.

Gracias por visitar Negocio Propio. Deja tu comentario y síguenos en nuestras redes sociales.