Administrador negocio propio
Cover Image

El desafío diario de emprender

Muchos emprendedores que hoy son exitosos tuvieron que mantener su trabajo y cumplir horarios de oficina hasta que llegaron a un punto en que sus negocios les permitieron hacer posible realizar sus sueños. Este tiempo de transición puede ser estresante y difícil, especialmente cuando usted no disfruta de su trabajo, sin embargo, esto no tiene que ser así. El mantenimiento de su motivación durante su transición de empleado a empresario es crucial. Es fácil desviarse de su curso y que se desanime durante esta fase de cambio. Por ello y a fin de enfrentar este momento, estas son algunas de las acciones que puede empezar a tomar inmediatamente mientras usted está todavía en su trabajo dependiente y que le mantendrán en la senda emprendedora.

1. Tener muy claro el motivo para iniciar su negocio.

Tener presente el "por qué" es el primer paso y el más importante que puede dar. Quizás esté motivado por ser su propio jefe, la independencia financiera, libertad de disposición de su tiempo y expresión creativa, estar en casa junto a sus hijos o ayudar a los demás. Cualquiera sea la razón, sabiendo lo que le motiva e impulsa, es lo que lo mantendrá enfocado y comprometido con su sueño cuando los tiempos se pongan difíciles.

2. Comprométase con su sueño.

Tener el deseo de que algo funcione bien y compromiso con el emprendimiento es muy diferente. Cuando se compromete con su sueño, usted está generando una obligación vinculante a fin de llevar a cabo con éxito su empresa. Hágase la promesa a sí mismo y luego dígale a las personas que lo rodean cuál es esa pasión.

3. Crear una visión personal para su negocio.

Piense en lo que espera de su negocio dentro de un año y luego lo redacta. Sea muy específico y concreto respecto a ese momento. Describa detalladamente ese futuro día ideal, en que actividades participara, quienes son sus clientes, cuantos clientes posee, que clientes captará esa mañana y cuanto es su ingreso mensual. Lea en voz alta su visión empresarial cada mañana y tarde, céntrese por completo en el resultado final (su negocio exitoso). Al mantener su enfoque en el resultado, usted será capaz de tomar las decisiones del día a día e ignorar los pensamientos negativos que puedan surgir.

4. Asóciese con sus pares.

Existen organismos que reúnen a los emprendedores y estos a su vez tienen como meta ayudar a los nuevos empresarios que se acerquen a ellos. Por lo mismo, se trata de buscar un grupo de asesoramiento entre pares que se reúna regularmente para apoyar el uno al otro, generar tormentas de ideas, compartir consejos y trabajar para enfrentar los desafíos diarios. Un grupo de cerebros puede ser excelente ayuda para mantenerse enfocado y motivado.

5. Sumérjase en la idea de aprender.

Investigar y estudiar cualquier cosa que usted pueda encontrar y que sea pertinente a su negocio es esencial en la vida de un emprendedor. A fin de lograr la meta, Internet ofrece una gran cantidad de información valiosa para el desarrollo de un negocio exitoso. Tomar cursos, charlas, seminarios, contratar a un profesional o encontrar un mentor, alguien que lo guie u oriente es una alternativa necesaria. Cuanto más se aprende más experto se convierte en su área y más seguro de sí mismo, motivado y exitoso será.

6. Mantenga una actitud positiva acerca de su actual trabajo dependiente.

Cada día trate de reconocer algo que valora de su trabajo. Tal vez usted disfruta de sus compañeros de trabajo o tener vacaciones año tras año, tal vez es sólo el café matutino o su silla cómoda. El punto es buscar las cosas buenas, cuanto más se centre en lo que es positivo respecto de su situación actual, más éxito traerá a todas las situaciones que desarrolle, incluyendo su negocio propio. Los pensamientos negativos drenan su energía, por lo que es mucho más difícil seguir adelante con sus sueños.

7. Establezca metas diarias.

Tome pequeños desafíos, realice a lo menos una acción cada día dedicado a su negocio. Tenga presente que habrá momentos cuando parece que usted no está haciendo ningún progreso, gran parte del trabajo, en un principio, será solo cumplir tediosas tareas. Debe darse cuenta de que todo es parte del desarrollo de su emprendimiento. Al tomar estas medidas cada día, usted comenzará a ver resultados a corto plazo. Cuanto más progreso haga, más confianza y determinación tendrá para seguir adelante.

Si decide emprender, realice estas acciones durante su vida profesional o en su trabajo dependiente, pues le permitirán estar más centrado, motivado y comprometido a realizar su sueño y convertirlo en realidad. De paso, también logrará que el tiempo empleado en su trabajo parezca ir más rápido.

Gracias por visitar Negocio Propio. Deja tu comentario y síguenos en nuestras redes sociales.